→Programa Público←

  • << Nov 2017 >>
    LMMJVSD
    30 31 1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30 1 2 3
  • PROXIMOS EVENTOS

  • Alejandra Avilés, WEST. DIAMOND-BACK RATTLE SNAKE [CROTALUS ATROX] [ALBINO] NORTH AMERICA ILLEGAL IN NAMIBIA.

    [A principios de este año, visité la ciudad de Swakopmund en Namibia. A continuación comparto una selección de imágenes tomadas con mi celular mientras visitaba el “Alive Desert Snake Park” del lugar.]

    Swakopmund fue fundado en 1892 como un puerto estratégico para el ejército alemán, es por ello que se le considera el mejor lugar para ver la arquitectura colonial alemana en África. Actualmente la industria principal es la extracción de uranio, diamantes y el turismo.

    La ciudad está invadida por la arena y el viento corre con un olor a mar. Era esa relación sutil, entre la arena y el mar, lo que me recordaba constantemente que estábamos al borde del desierto del Namib con el océano Atlántico.

    Swakopmund tiene el parque de serpientes más grande del País y es en esa colección de reptiles que me encontré con una serpiente cascabel albina. En la etiqueta de su jaula decía: “WEST. DIAMOND-BACK RATTLE SNAKE [CROTALUS ATROX] [ALBINO] NORTH AMERICA ILLEGAL IN NAMIBIA”.

    En África no habitan las serpientes de cascabel. La serpiente cascabel podría ser considerada el animal más icónico del continente americano porque habita desde el sur de Canadá hasta el norte de Argentina. Entonces, ¿Qué hacía esa cascabel tan lejos de américa?.

    Lo rastrero de las serpientes es algo que me interesa en relación a la tierra y el territorio. Me gustaba pensar en la serpiente como el animal que se está todo el tiempo deslizando entre la frontera de México con Estados Unidos. La serpiente, era entonces un gran ejemplo de que las fronteras políticas no eran respetadas por la naturaleza. La naturaleza tiene otras fronteras y se mueve bajo sus propias reglas. Sería ridículo decir que una serpiente de cascabel cruzó ilegalmente de Sonora hacia Arizona porque al ser el mismo ecosistema, ese territorio les pertenece endémicamente.

    Pero al estar en Namibia me enfrenté por primera vez a la idea de una serpiente ilegal. El animal fue llevado para ser mascota de quien valora lo exótico, luego el gobierno de Namibia la confiscó y al no saber cómo enfrentarse a lo vivo, se la donó al Snake Park de Swakopmund.

    Pensé que fue particularmente desafortunado su nombre. Entre todas las formas angulosas del mundo, la forma con la que el hombre pule el diamante, es la forma con la que se asoció la cabeza de esta serpiente. Y aunque nada tenga que ver su cabeza con los diamantes, su nombre: “DIAMOND RATTLESNAKE” la hizo parecer un tesoro en aquella ciudad repleta de comerciantes de diamantes.

    Nos tocó estar presentes en el cambio de jaula. El cuidador de serpientes era muy amable y me dejó tomar fotos. Noté que la serpiente movía el cascabel pero que no emitía ningún sonido. Me di cuenta que esa serpiente estaba llena de miedo y no representaba un peligro. La jaula estaba totalmente abierta pero la serpiente insistía en buscar las esquinas. Ella nos temía más a nosotros que nosotros a ella y aunque conservaba su veneno era ese miedo lo que la hacía inofensiva.

    → Sobre Alejandra Avilés ←

  • Newslettler

  • ';