Una tarde-noche de rodaje, con un grupo de turistas jóvenes, anglosajones (guiris), quienes durante una noche, acompañada por alcohol, visitan y realizan algunos ‘gestos’ en lugares destacados de la ciudad. A través de estos gestos, se reactiva y se juega con la carga histórica y política de los lugares, creando un diálogo extraño entre activismo y gesto irresponsable. El proyecto reflexiona sobre cómo el turismo afecta y crea nuevas simbologías dentro de la ciudad y sobre la ciudad

*El término coloquial “guiri” es utilizada para describir irónicamente lo que se considera un turista estereotipo del norte de Europa y la esfera anglosajona.